Las 5 Mejores Pistolas de Masaje

las mejores piastolas de masaje

¿Cuál es la mejor pistola de masaje del mercado?

En el mundo del fitness, las pistolas de masajes se hacen cada vez más populares. Su utilidad luego de una dura rutina de entrenamiento es enorme, pues ayuda en la recuperación muscular y evita sentir las típicas agujetas que tanto nos molestan. Sus pulsos rápidos llegan a ser tan eficientes como una terapia de masaje, con la diferencia de que lo puedes hacer desde la comodidad de tu hogar.

La relajación que sentirás es indescriptible. Al manipular los tejidos blandos de tu cuerpo, estas pistolas ayudan en la recuperación post entrenamiento y hasta mitigan el dolor crónico. Por ello es una opción para atletas profesionales, entrenadores y asistentes al gimnasio.

El mercado te ofrece muchas pistolas de masajes, pero debes escoger aquella que te garantice relajación y efectividad. Pensando en ello, hemos seleccionado las cinco mejores pistolas de masajes que podrás encontrar. Lo mejor es que se ofertan a precios accesibles y tienen gran calidad.

Los Modelos Más Comprados:

1. EKUPUZ W005

La relajación de la fascia muscular es importante y este modelo lo sabe. Sus 30 velocidades ajustables te servirán para llegar hasta lo más profundo de la zona muscular adolorida. Así podrás incrementar la eficiencia antes del entrenamiento y asegurarte de aminorar el dolor luego de terminar tu rutina.

Además, cuenta con seis cabezales de masaje que se adaptan a cada parte del cuerpo, por lo que no existirá un solo rincón que no pueda ser masajeado. Su mango ergonómico te ayudará con la sujeción y gracias a su maletín la podrás llevar a todas partes. Tampoco será necesario cargarlo frecuentemente, pues su batería te garantiza seis horas de autonomía. Cabe mencionar que es bastante silencioso, por lo que no molestaras a quienes estén presentes.

2. ABOX FR HERO1 BT

Si buscas una activación y relajación express, este modelo es para ti. Con sus 30 velocidades puede activar o relajar tejidos blandos y grupos musculares en menos de 2 minutos. Lo mejor es que no produce ruido.

Gracias a sus seis cabezales y la potencia que maneja, gozarás de una precisión increíble para cada músculo. En cuanto a la vida útil de esta pistola, es de 20.000 horas, por lo que no tendrás que preocuparte por comprar otra en un buen tiempo. Al cargarla por completo, podrás usarla todos los días durante 15 minutos ininterrumpidos.

Viene con una maleta, por lo que la llevarás a donde desees sin que esto signifique alguna dificultad. Nada mejor que terminar un largo viaje y sacar esta pistola de la maleta para relajar las zonas tensas en la espalda y el cuello.

3. TONCUR MG 028

Con esta pistola de masajes acabarán tus dolores musculares. No solo promueve la circulación sanguínea, sino que puede ayudar a adultos mayores y a la relajación del tejido muscular.

Su chip AI inteligente lo convierte en un artefacto silencioso. Si a esto le sumamos 30 niveles de intensidad que cubren todas las necesidades de las zonas dolorosas o que buscas relajar, estamos hablando de una pistola bastante completa.

Tiene seis cabezales específicos para zonas en las que requieras llegar al tejido profundo. La batería es otra enorme virtud, y es que una sesión de media hora de cuerpo completo no consume ni una raya completa de la pistola.

4. KONJAC

Esta es una pistola ideal para relajar tus músculos de manera profunda. También cuenta con 30 velocidades ajustables para un masaje personalizado. Si a esto le añadimos un total de 12 cabezas de masaje, verás que es la pistola más versátil que te presentamos en este ranking.

Como el motor no tiene escobillas, el Konjac no producirá prácticamente ningún ruido. Para cargar la batería por completo necesitarás tres horas, pero durará hasta 8 días con un uso diario de 30 minutos.

Por último, este modelo cuenta con un chip inteligente que calcula de forma precisa que el masaje sea constante. No sentirás la diferencia entre las manos de un masajista y esta pistola. Es más, nos atrevemos a decir que el Konjac llega a lugares a los que ningún masajista podría llegar.

5. RENPHO GM171

Si de calidad de material hablamos, no podemos dejar fuera a Renpho. Está fabricada de metal de primera calidad y un motor sin escobillas, lo que reduce el ruido, pero mantiene la potencia. ¿Qué conseguirás? Gran profundidad y rejuvenecimiento de tejidos y músculos adoloridos.

Su apuesta por las cinco velocidades y cinco cabezales son la receta del éxito. Llega a fibras, tejidos y zonas musculares rígidas con total facilidad. Ayuda también a liberar aquellas partes de la fascia a las que muchos masajistas no llegan.

Pesa apenas 1.5 lb., por lo que querrás guardarlo hasta en tu bolsillo y hacer que te acompañe a todas partes. Tampoco te preocupes por la carga, pues puedes hacerlo mediante una entrada USB o usando un tomacorriente tradicional. Disfruta de toda una semana ininterrumpida de autonomía para asegurar tus masajes diarios de hasta 30 minutos.

Preguntas Frecuentes y Consejos

En muchos sentidos, la pistola de masajes puede ser mejor que asistir con un masajista. Por ejemplo, si debes tratar dolencias iniciales o no es fácil que salgas de casa, este aparato te será de ayuda. Sin embargo, si tus molestias son crónicas o incluso derivan en una lesión, es mejor que acudas con un profesional.

Depende. Si la zona muscular que vas a masajear está demasiado tensa o adolorida, te recomendamos ir poco a poco. Esto se debe a que, si aplicas demasiada potencia en una zona rígida, el músculo se tensará aún más. Por ello, lo mejor es que midas tus sensaciones. Un masaje con estas pistolas debe ser relajante y no causar un dolor insoportable.

Puedes usarla en ambos casos, pero con una duración y potencia diferentes. Por ejemplo, el masaje preentrenamiento es ideal para activar la musculatura, debe ser breve y con intensidad leve-moderada. En cambio, un masaje luego de entrenar sirve para relajar los músculos. En este caso, puede tener mayor duración y su intensidad será menor.

Es fácil caer en la tentación de hacer masajes muy prolongados y de más de una hora. Lo cierto es que más no es mejor y el músculo puede llegar a estresarse al verse sometido a una manipulación constante. Lo ideal es realizar masajes de entre 15 y 30 minutos, bien distribuidos y sin descuidar ningún área muscular.

Cada cabezal está diseñado específicamente para una zona muscular y esto no es algo decorativo. Usándolos apropiadamente, podrás hacer masajes más profundos y optimizar la liberación miofascial y la activación de tus músculos.

De nada sirve que compres la pistola de masajes más costosa si no aprovecharas todo lo que te ofrece. Es mejor optar por aquella que cumpla con tus expectativas y cuidar tu presupuesto.

Vuelve al inicio